17 nov. 2016

NOCHE DE TERTULIA TAURINA EN EL CLUB DIANA DE UBEDA



Como mandan los cánones taurinos, a la hora en punto señalada daba comienzo en uno de los salones del Club Diana de Úbeda una interesante Tertulia Taurina en la cual se ha hablado del pasado, presente y futuro de la Fiesta de los Toros.

El buen aficionado ubetense Antonio Gámez Lamarca ha presentado y moderado el posterior coloquio que se ha abierto entre los grandes y buenos aficionados presentes que se han dado cita en esta interesante noche taurina, destacar a aficionados ubetenses de prestigio, empresarios como Alfonso Moya y toreros como Luis Eduardo Salido.

El Matador de Toros y ganadero D. Sancho Dávila ha comenzado la tertulia hablando de los comienzos de la tauromaquia defendiendo el punto de vista histórico y versando sobre cuando los Ilustres personajes de la época, Reyes sobre todo, montaban a caballo y alanceaban los toros hasta el momento en que el pueblo se hizo protagonista de la Fiesta y empezaron a surgir los primeros toreros y también las primeras escuelas taurinas y la construcción de las primeras plazas de toros allá sobre l siglo XVIII.


Se ha hablado sobre la problemática taurina actual y desconocimiento de muchos políticos sobre que los toros van cambiando arreglo los gustos de la sociedad de cada momento.
Reglamento Taurino, indulto, colocación de fundas, cometido de toreros, presidentes, suertes de las que consta una corrida de toros y otros muchos temas de interés se han puesto sobre el tapete de una mesa colmada de arte y sabiduría taurina.

Los toreros Dávila Miura y Juan Antonio Millán, amigos profesionales a los cuales les une una gran amistad personal han versado sobre algunas de sus mejores faenas siendo los aficionados los que haciendo referencia a ellas, los toreros gustosamente han hablado sobre las mismas, anécdotas, lecciones de otros toreros como Ruiz Miguel, Curro Romero o Rafael Ortega, así como curiosidades y anécdotas con los toros de Miura.

Se ha recordando la buena faena de “Carnicerito de Úbeda” en su plaza y su posterior Trofeo Lagartijo al año siguiente ante un toro de Jiménez Pasquau así como una buena actuación de Dávila Miura en Úbeda han sido tema interesante entre los aficionados presentes.
Una noche de la que me quedo una frase de Sancho Dávila en la que ha dicho que la muerte es trágica para todos, sean personas o animales; pero que lo importante es la vida que se le da a cada uno.

No hay comentarios: