3 jul. 2010

Feria de San Miguel 2010 / Defendamos lo nuestro






Foto J.Cisneros

Foto L.M.Parrado
         
         Lo he comentado en otras ocasiones, Jerónimo García, concejal de festejos del Consistorio ubetense, me ha atendido siempre que lo he solicitado. La última ocasión que tuve oportunidad de charlar de toros con él, lo hicimos acompañados del aroma de un exquisito café, nada de política, nada de intereses económicos o partidistas sino desde el más puro punto de vista amistoso, personal y taurino, donde se expusieron varios temas de interés.
Resulta gratificante ver que varios de los puntos que en varias ocasiones he expuesto en varios artículos y comentados con Jerónimo hayan sido tomados en cuenta, pienso; para satisfacción del aficionado y beneficio del Toro y de la Fiesta, a fin de cuentas para quienes todos -incluidos los aficionados, baza más importante en este tema- tenemos que trabajar, aunque haya quien diga que la Fiesta se defiende por sí misma.
            Uno de los temas tratados fue que entre las medidas que debería tomarse por parte de los gestores de una feria taurina de la importancia de la de Úbeda, donde como en tantas otras el cemento es palmario, es plantearse seriamente su futuro, pudiendo ser efectivo ofrecer abonos económicos a los más jóvenes. Otro de los puntos que tratamos fue el de intentar rememorar los desencajonamientos o manifiesto de los toros a lidiar los días de corrida que tanto atractivo tienen para los aficionados, así como aderezarlos con la popular capea que del mismo modo atrae a los más jóvenes y que desde la época de gestión de la empresa Víctor y Roca allá por la década de los 80 no se habían vuelto a celebrar en la Plaza de Toros de Úbeda. Veo con satisfacción que estos dos puntos así como otros de máximo interés para el aficionado se van hacer patentes esta próxima Feria.
Del mismo modo se tocó el tema de los toreros locales, pero sobre este punto ya dejó claro Jerónimo que el gobierno Municipal se iba a desprender cara a la nueva gestión empresarial. Sobre este punto, aunque ha de respetarse la decisión municipal, soy de la opinión que algo tendría que decir o sugerir el Ayuntamiento. Una de las condiciones que debería haber seguido viva es la de contar con los toreros locales y no tener la predisposición -esa es mi percepción- de que estos no interesan o puedan ser hablando en plata, una “mosca cojonera” tanto para el Consistorio, su Concejalía de Festejos e incluso para alguno de los toreros anunciados.
Los dos toreros ubetenses en la actualidad se merecen entrar en cartel y el Consistorio, repito, debería apoyarles al igual que hacen otros Ayuntamientos, ejemplos hay a cientos, máxime cuando hay dinero público de por medio.
La feria pasada, seamos claros señores, nadie daba un duro por el cartel de ocho toros donde actuaron “El Cordobés”, Rivera Ordóñez, José García “El Doctor” y “Carnicerito de Úbeda”.
Sr. Alcalde y Sr. Concejal. D. Marcelino y D. Jerónimo, el torero de Úbeda Juan Antonio Millán se entretuvo en cortar tres orejas sin paisanaje alguno y ofreciendo una dimensión de toreo caro que en otros toreros del mismo cartel resulta un repertorio de saldo y destoreo bien maquillado. Esa tarde salió la terna al completo por la puerta grande junto al ganadero D. Salvador Gavira quien a la postre ofrecería la corrida de mejor presentación y juego en general salvo algún toro puntual en el resto de corridas celebradas y, lo más importante, que no nos vengan con monsergas ni cuentos chinos cuando todos sabemos que en la corrida de los llamados “figuras” hubo el mismo taquillaje que en esta otro festejo.
Sin quitar méritos a nadie, todo aficionado sabe y no puede negar las ganas y voluntad que de siempre han puesto los toreros locales, exigiéndosele más que a las figuras que hacen el paseíllo en el coso de San Nicasio. Por ello sería digno reconocer que Juan Antonio Millán “Carnicerito de Úbeda”, un torero con 12 años de alternativa, habiendo confirmado en Madrid y saliendo triunfador en corridas como las del Conde de la Corte o Miura lidiadas en su plaza, se merece el reconocimiento de su pueblo, ya no por ser torero local sino porque se lo ha ganado a pulso en el ruedo, y esto debiera tenerlo en cuenta el Consistorio. D. Marcelino, D. Jerónimo, sean ustedes valientes, apuesten por lo de casa, no me hagan dar la razón a quien en una ocasión me comentara que en Jaén no se sabía defender sus productos.
Es de esperar que esta sugerencia que no es solo mía, sino que la refrendan conversaciones con otros muchos aficionados, sea tenida en cuenta y la nueva empresa gestionada por Víctor Pérez, conocedor y profesional del toro, así como contara con este buen torero en 2008 para la Feria de Villacarrillo en la que no tuvo suerte con el lote de la bien presentada -aunque “dura”- corrida de su hierro; valoren y recompensen a este torero merecedor de un puesto tanto en su feria como en tantas otras de importancia de la provincia y fuera de ella.
Para finalizar quisiera valorar, tanto el esfuerzo de Jerónimo García como de la empresa Víctor Pérez y felicitar a ambas partes por el desarrollo taurino que este año va a tener la ciudad de Úbeda en su Feria Taurina de San Miguel. Desarrollo planteado por la empresa Víctor, un desarrollo denominado P.A.C. (Plan de Acción Cultural)  amplio y variado a tener en cuenta por el aficionado y que cuenta con un Concurso y presentación del Cartel Taurino, Concurso Fotográfico y Literario, entrega de premios al respecto, Semana de Cine-Fórum, Conferencias con ganaderos, toreros, críticos taurinos y aficionados y por supuesto la presentación del Cartel Feria Taurina de San Miguel 2010 en cuanto a actuantes se refiere, sin olvidar el Pregón Taurino que cada año organiza la Peña Taurina “Carnicerito de Úbeda”.
De otra parte como ya habrán leído en un número anterior, este año y como una novedad digna de mención, el aficionado a los toros además de intervenir en conferencias será doblemente protagonista tal que, serán premiados con un reconocimiento público y oficial tres de ellos que hayan destacado en el amor y defensa de la Fiesta.
Solo resta desearles un gran éxito a ambas partes y que tengamos los aficionados la suerte de poder “soñar” y tocar el cielo en alguna de las tardes programadas, si cuidamos y respetamos al más importante, EL TORO, seguro se conseguirá.
Suerte a todos y felicidades a la nueva empresa gestora que con que vuelva a repetir la gestión llevada cuando formaba parte con el malogrado Rafael Roca -una de las mejores valoradas por el aficionado de Úbeda- la Feria Taurina de San Miguel de 2010 verá cumplidos sus objetivos, que así sea y así se lo deseamos.