3 abr. 2011

Fotos del Festival de Higuera de la Sierra






Tarde triunfal en Higuera se la Sierra


Triunfal Festival Taurino en Higuera de la Sierra (Huelva), donde el torero Juan Antonio Millán “Carnicerito de Ubeda” estuvo arropado por socios de su Peña Taurina que quisieron acompañarle en su primera intervención en público de este año.
Dentro de lo que puedo conocer a “Carnicerito de Ubeda” las muestras de cariño que nuestro torero recibió en esta localidad onubense donde es un ídolo, es algo que no me extrañó en absoluto Fue todo un privilegio del que los socios que estuvimos presentes pudimos disfrutar. Muestras de cariño tanto fuera como dentro de la plaza, porque Juan Antonio Millán es torero dentro y fuera de la plaza, de lo contrario esta simbiosis sería imposible de producirse.
Higuera de la Sierra es un pueblecito situado en la ladera de la Sierra de Santa Bárbara. La Plaza de Toros está adosada a la Ermita del Santo Cristo, del año 1887, en ella se celebra el afamado Festival Taurino, la cita taurina con más solera de la provincia que cada año acoge a las principales figuras del toreo. El impulsor de este Festival Taurino fue el padre Francisco Girón, un cura apasionado por los toros. Sin duda alguna al ver el monumento que tiene dedicado al pie de la Iglesia existente en la plaza frente al edificio donde está ubicado el Ayuntamiento, se me vino a la mente la figura de nuestro Padre Evaristo y hasta llegué a preguntarme si ahora que están los dos juntos allá arriba, algo tendrá que ver en lo que Juan Antonio significa para este bonito pueblo que desde aquí recomiendo que visite quien no lo conozca.
Con el paso de las décadas, este Festival se ha convertido en todo un clásico. La pretensión del padre Girón era muy clara: recaudar dinero para la Cabalgata de Reyes Magos. Junto al «cura de los toreros», su amigo Miguel Báez «Litri» fue  estrecho colaborador para que el festival sea el santo y seña de tal fin. Por este festejo y en su singular plaza de toros, han pasado las más importantes figuras del toreo de las últimas décadas: Antonio Ordóñez, Diego Puerta, Rafael de Paula, Juan García Mondeño, Paco Camino, Santiago Martín «El Viti», Manolo Vázquez, José María Manzanares, Litri hijo, Rafael Camino, Jesulín de Ubrique, El Cordobés... a todos, absolutamente a todos, el padre Girón les entregaba, al final de sus actuaciones, las dos orejas y el rabo. Genio y figura.
RESULTADO DEL FESTEJO: Con lleno absoluto se lidiaron Toros donados por los ganaderos Diego Puerta, Luís Algarra, Ricardo Gallardo “Fuente Ymbro”, Fernando Cuadri, Manuel Ángel Millares, José Luís Pereda y Murube. Se premiaron con la vuelta al ruedo a los Toros de Fuente Ymbro, Cuadri y José Luís Pereda.
Antes del comienzo del festejo se realizó una entrega de trofeos a los toreros actuantes en agradecimiento a su desinteresada actuación, así como a los ganaderos por la donación de la reses a lidiar en tan importante Festival Taurino.
Los toreros José Luís Parada, Manuel Díaz “El Cordobés”, José Luís Moreno, Aníbal Ruiz, Juan Antonio Millán “Carnicerito de Ubeda”, Oliva Soto y el novillero Diego Ramos fueron premiados con los máximos trofeos al concluir sus faenas.
Independientemente de los trofeos otorgados dado el carácter singularísimo de este festival, diremos que todas las reses lidiadas, en mayor y menor medida dieron un excelente juego sin dar complicaciones a los toreros. En este sentido decir que las vueltas al ruedo a los toros referenciados fueron concedidas a buen criterio, pero dentro de ellos quisiera destacar al toro de Cuadri, un toro de excelente trapío, peso y cuajo, un toro con trasmisión para el aficionado y de esos que lleva el hocico a ras de albero sin hacer ningún tipo de extraños; como aficionado, creo que este toro de haber podido ser lidiado en una plaza importante “digamos que hablo de Madrid”, es de los que antiguamente se decía de ellos que llevaban “un cortijo en cada pitón”, muy buen toro el donado por este excelente ganadero onubense.
Los toreros todos dignos en sus actuaciones. Al igual que he hecho con los toros lidiados, de los diestros actuantes destacaría a José Luís Parada ante un buen toro de Diego Puerta; ver torear a un torero que cuenta con 62 años ya cumplidos es todo un lujo. Toreo añejo que salvo en contadas ocasiones poco vemos en la actualidad. José Luís Moreno y Oliva Soto, sencillamente extraordinarios, Aníbal Ruiz muy dispuesto ante el buen toro de Cuadri y el novillero Diego Ramos demostró oficio ante el de Murube.
He dejado para el final a nuestro paisano “Carnicerito de Ubeda”. Juan Antonio lidió un buen toro de Manuel Ángel Millares que aunque tuvo nobleza y bondad acusó falta de fuerza, una pena dada la calidad de este toro. Así y todo vimos a un Juan Antonio que se acopla con cualquier toro que tenga delante, superándose a sí mismo día a día. Nada más recibir al toro y con solo dos lances vimos a un público respondiendo al torero con esos ¡Oles! que llegan al alma. Y es que no era para menos, ya que en el recibo de capote estuvo cumbre con unos lances a la verónica con gusto, sabor y templanza para rematar con una media por el pitón izquierdo que tuvo Ussía. Con la muleta del mismo modo y a pesar de las condiciones del toro, Juan Antonio estuvo soberbio cuando el animal respondía en las embestidas. Bien colocado en todo momento y dándole la distancia justa que necesitaba el toro, supo llevarlo muy templado y con mucho gusto, dado como he dicho la calidad de la res de Millares. Pudimos disfrutar de esos naturales de frente que como todos sabemos Juan Antonio interpreta como nadie. En su conjunto, una buena faena que remató con una estocada en todo lo alto que hizo rodar al toro sin puntilla.
En definitiva, los socios de su Peña Taurina que acudimos a Higuera de la Sierra, pudimos disfrutar de un buen día de convivencia con una temperatura ideal, excelente gastronomía serrana y un festejo que en su conjunto tuvo unos matices inolvidables para el aficionado.
Para finalizar apuntar un comentario realizado de parte de unos aficionados habidos justo detrás de mi localidad y por el cual pude entablar conversación taurina con ellos. Dicho comentario fue simple y llanamente ¡Que buen torero es este “Carnicerito”, coones!